miércoles, 5 de diciembre de 2012

Crítica de Rust and bone ( De óxido y hueso)


Nota: 7,5/10

En el 2009 el director francés Jacques Audiard nos entregaba un thriller carcelario potente y enigmático titulado Un Prophéte, los que me conocen saben cuánto me gustó esta película (para mí la mejor de aquel año). Para este año volvía recargado con una historia que desde el tráiler prometía ser bastante buena (de a poco me voy aficionando a su cine, duro y hermoso a la vez), y en la que una de las actrices del momento, Marion Cotillard, hacía protagonismo.

En Rust and Bone se nos cuenta la historia de Alí (Matthias Schoenaerts), un hombre que de un momento a otro debe hacerse cargo de su hijo Sam, un niño de 5 años que apenas conoce. Sin conocer a nada ni nadie, y no tener techo, ni comida o dinero, se refugia en la casa de su hermana que muy amablemente le extiende la mano. Por azares de la vida tras una pelea conoce en una discoteca a Stéphanie (Marion Cotillard), una entrenadora de orcas en Marineland.


Las metáforas de la vida.

Rust and Bone es ante todo una película de metáforas y simbolismos expuestos constantemente y mostrados con atino durante todo el metraje. El film abarca muchos temas y todos logra tocarlos con extrema delicadeza y una profundidad justa para equiparar los detalles necesarios sin desentonar o hacer parecer que algo desencaja; entre otras cosas estamos ante una película con un hermoso mensaje sobre la paternidad (el cuidado repentino que Alí debe hacer sobre su hijo Sam), sobre la amistad (un extraño e interesante lazo de amistad que se forja entre el desempleado y revoltoso Alí y la extravagante y altruista domadora de orcas Stéphanie), sobre las diversas maneras de ganarse la vida (Stéphanie lo tiene todo asegurado, disfrutando de un trabajo que disfruta plenamente mientras que Alí debe lidiar día a día con la miseria que lo rodea) y sobre el poder y la fortaleza humana (por detalles que más adelante escribiré).

Rust and Bone tiene la gracia de brillar por luz propia. Desde su introducción de una u otra manera somos transportados a través de la lente de Audiard a un momento de lucha permanente en el que el más "sabido" puede sobrevivir. La película cuenta con bellísimas imágenes, adornadas de diferentes maneras, muchas veces utilizando la ralentización para dar el toque de "magia" que quizás el director desea enfatizar, o bien utilizando la naturaleza alrededor con una fotografía viva y agradable y que nunca presenta tonos grisáceos o melancólicas. 


El film es una muestras perfecta de la fortaleza de la vida, de las situaciones que muchas veces se presentan en el trajinar diario y cómo se pueden lidiar con ellas. No es de extrañar que Audiard nos transporte a vivir dos mundos totalmente distintos y hacer que sintamos compasión por ambos (sin llegar a la exageración). Rust and Bone trata sobre troncos fuertes que resisten el azote de la tempestad. ¿Qué es más fuerte: él metal o el hueso? Ciertamente el hueso puede romperse con facilidad tras algún accidente, en ocasiones es irrecuperable, mientras el metal puede aguantar mucho más ¿No te hace fuerte acaso? ¿No es una forma de evolucionar el hecho de pasar de ser un hueso raído a un metal fuerte? ¿No es eso lo que nos quiere contar Audiard con el personaje de Stéphanie? ¿No es Stéphanie un hueso raído que se torna fuerte tras su accidente y Alí un metal gastado que quizás se convierte en hueso al final, perdiendo las esperanzas?

El film se ciñe sobre la palabra "esperanza", ligada constantemente al desarrollo de la cinta.
Rust and Bone es sobre personas fuertes que son capaces de aguantar. Una oda a la vida, una oda a la esperanza y a la lucha universal.


Y es cierto que al final uno termina respirando confianza por todo lo mostrado, pero el film también tiene ciertas falencias. Entre otras cosas podemos culparlo de un ritmo que pierde fuelle tras una primera hora excelente, llenando vacíos constantes con tomas que al film y al cabo no generan interés alguno, y en ocasiones se vuelven repetidas y un tanto cansinas. El guión no es redondo del todo y nos deja una que otra inquietud que nunca es respondida, y el final pareciera estar cortado un poco de manera tajente.

Pero poco más que criticar, porque le sumamos unas brillantes actuaciones de Cotillard en un papel de una psicología exquisita que brilla en su primera mitad y quizás sufre un pequeño "apagón" en la segunda parte, y un Matthias Schoenaerts que resulta ser toda una sorpresa agradable. Además nos acompaña una gran banda sonora que unida a las imágenes que emana el film son todo un deleite.

Del film se puede esperar mucho y poco, dependiendo de cómo se conciba el cine de Audiard. Quizás decepcione a algunos, pero supongo que a la mayoría le resultará agradable. Por mi parte quedo satisfecho, aunque sé que quizá pudo resultar mejor.

16 comentarios:

  1. Quería leer, porque intuía que no estaríamos tan en desacuerdo. En efecto, en lo único que disiento es en lo que te comenté antes: a mí la primera hora me pareció flojita y algo poco creíble en relación a la segunda, brutal, bien Audiard.
    La ralentización se me hizo bastante pesada, pero bueno, seguramente habrá tenido sus motivos. Respeto muchísimo al director, me parece un genio total, con sus dos anteriores películas la rompió (ni hablar con las de antes), creo que un tropezón no es caída.

    Por otra parte, presiento que el personaje de Cotillard es mucho más fuerte que su interpretación. Está relegada a un papel secundario, si nos ponemos a pensar, que hace de manera correcta. Tiene algún momento interesante, donde explota sus capacidades, pero nada más. La falta de credibilidad del guión, además, acaba perjudicándola un poco. ¿Cómo creer la angustia de un personaje tan poco realista?
    No así el muchacho, que sorprende y conmueve. Ambos, eso sí, juntos, son dinamita. Y no quiero que parezca que pretendo desmerecer la actuación de ella; por el contrario, defiendo su talento, su expresividad, y lamento que la película, aunque me gustó mucho, no esté a la altura.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Realmente adoré el trabajo de Jacques Audiard pues no solo hace compenetrarnos en la historia y personajes, sino que va mas allá y logra sensibilizarnos mucho. Una película para amar; con Un Profeta tambien disfrute bastante. Directorazo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Tenía ganas de verla, ahora más. Y aún no he visto "Un profeta", siempre me han hablado muy bien de esa peli. Me voy a tener que hacer un ciclo de Audiard en breve ;)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Tengo ganas de verla y después de leerte más. Lo haré pronto.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. No suena nada mal. Me lo apunto. Cotillard me gusta siempre.
    Un saludo, dani. Muy buena entrada.

    ResponderEliminar
  6. Pues yo la pienso ver en breve, aunque en realidad fui de los pocos que no sintió excesiva admiración por "Un profeta". La Cotillard sola bien merece un visionado y la película me apetece, aunque no tengo altas expectativas. Quizás sea lo mejor para disfrutarla. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Pues no he tenido la oportunidad de ver ninguna de las dos películas de el director pero mas que el drama carcelario me llama la atención esta de la cuidadora de Orcas. No se si al fin vere alguna de ellas pero es un placer leerte lo cierto es que algunos haceis un increible trabajo y animais bastante a verlas.


    un saludo.

    ResponderEliminar
  8. No me hace mucho "tilin" pero la veré, porque lo que cuenta es el después siempre.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  9. RODRIGO: Yo tambien creo que el personaje de Cotillard es superior y como dices ella lo borda. Es fascinante la manera en la que la película logra hacer estallar a la pareja protagonista, una relación digna de elogios. A mí me encantó, aunque como dije no es perfecta del todo :) Un abrazo y gracias por tus comentarios.

    CARLOS: Gracias, yo tambien adoré este excelente retrato sobre estos seres. Un abrazo.

    MARA: Te recomiendo mucho que te hagas un ciclo Audiard tiene grandes películas y por supuesto Un profeta es bajo mi punto de vista su mejor cinta. Ya me diras que opinion te merece. Un abrazo.

    MANDERLY: Espero que la disfrutes amiga. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. JAVI: A Cotillard siempre es un lujo verla en acción :D Esta película no está de más, realmente buena tanto su actuacion como la película. Un abrazo.

    DAVID: Esa es la mejor manera para que un film cumpla con lo que propone, ir con bajas expectativas. Seguro que le sacaras algo positivo. Un abrazo.

    JAVIER RAMIREZ: Gracias, pues sí, básicamente ese es nuestro trabajo ;) Audiard es de un cine complejo pero potente y a la vez hermoso, espero que si puedas y tengas la oportunidad la veas. Un abrazo.

    DANTE: Ya me dirás que te ha parecido tocayo. Te envio un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Hola Daniel! Hace mucho que no me pasaba por el blog.

    Estoy muy de acuerdo con tu crítica. Me encanta la metáfora que has hecho con lo del hueso oxidado y el metal en referencia al título. En lo demás, es una cinta muy potente que como dices cuenta con la sorprendente interpretación de Schoenarts y una perfecta Marion Cotillard, si bien mi pega a destacar es, como dices, que se deja de lado un poco a Stéphanie al final y que ese final queda un poco cortado. Por lo demás, una gran cinta, yo la disfruté mucho :)

    Si te quieres pasar a leer la crítica que escribí en el blog; http://elrincondedomive.blogspot.com/2012/11/critica-de-rust-and-bone-jacques.html

    Que la disfrutes. Nos vemos. Gran crítica :D

    ResponderEliminar
  12. A mi también me ha gustado mucho, incluso no noté ese "bajón" que comentas durante la segunda hora de película. No sé porqué pero las películas de Audiard tienen magnetismo y me mantienen en suspense. También soy muy fan de Un profeta y no sé si la has visto pero ya que es mi peli favorita de Audiard te la recomiendo: 'De latir mi corazón se ha parado', es un peliculón. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  13. DOMIVE: Gracias! ya me paso por tu reseña, pero creo que coincidiremos bastante. Conozco tu amor por Cotillard y no es para menos, en esta pelicula se luce. Un abrazo.

    BCNDAYS: Es verdad, Audiard sabe crear un magnetismo hermoso y único. Brillante trabajo tras las cámaras. "De latir mi corazon se ha parado" está en mis pendientes, gracias por recordármelo ;) Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. También me gusto mucho el profeta que fue donde he conocido a Audiard, y tengo que ver más que tenga tiempo, la ultima es fija, me gusto el tráiler, me pareció muy poderoso, pero leyendo la recepción de la critica me bajaron el entusiasmo. Me ha gustado tu crítica, creo que estas en el medio, aceptando virtudes y defectos, me gusta lo del simbolismo, pero me desmotiva esa segunda hora de la que hablas. Ya la veré. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Daniel,
    yo no esperaba nada de la película y sin embargo,ya has leído mi reseña y la buena impresión que se deduce de ella.
    Por cierto,me encanta el análisis que haces de la película y cómo lo transmites.
    De todo tu texto,me quedo con varias ideas que me parecen muy acertadas.
    La primera,que es una película que versa en torno al sufrimiento pero sobre todo,en torno a la esperanza, y prueba de ello,es la capacidad de resistencia y sentido de la supervivencia de sus protagonistas.
    Y la segunda, la hermosa reflexión que haces en torno al hueso y el metal,fíjate que ambos personajes se transforman,es cierto,el de Stéfanie,pasa de ser hueso a metal,cambia su imagen(tatuada,con ortopedias de metal)y cambia también su identidad mucho más segura,fuerte,resistente incluso,a veces transgresora e intimidante,mientras que Ali,pasa de ser metal duro y tal vez desgastado a hueso,quizá más frágil pero infinitamente más humano.
    Un abrazo para ti!

    ResponderEliminar

Aqui tu apreciación.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...