viernes, 26 de diciembre de 2014

Rebelión a bordo (La Tragedia de la Bounty) 1935

  

En 1789, en los Mares del Sur, la tripulación del buque británico Bounty decide rebelarse contra el tiránico y cruel capitán Bligh. El motín lo encabeza el primer oficial, que defiende los intereses de la tripulación y abandona al capitán en un bote.

En "Rebelión a bordo" hay una interesante historia que se nos es narrada con atino, una precisión asombrosa y un sentido del espectáculo que poco puede envidiar a las producciones 'made in Hollywood' de los actuales momentos. Destila pasión ante la lucha arbitraria que gendarmes profesaban y arremetían ante la población, cuando el honor se distinguía en la capacidad de obediencia a sus mayores y el grado de responsabilidad que se era capaz de guardar o cumplir... En medio de ese dilema un grupo de hombres hastiados ante la pésima y casi suicida administración de un capitán despreciable (admirable Charles Laughton) se rebelan ante la autoridad, haciendo lo que consideran justo para preservar la identidad de un navío y salvaguardar sus propias vidas. Se percibe como una certera crítica a las sociedades que explotaban desde aquellas décadas a sus trabajadores, donde importaba el fin obtenido y la mano de obra era un simple utensilio nada valorado. 



Frank Lloyd consigue en su aventura marítima adentrarnos al universo psicológico de estos seres, marineros cansados que resisten a la tiranía y la combaten como su más grande objetivo, y otros que prefieren perecer antes que 'traicionar' a su jefe máximo. Dos bandos bien diferenciados que verán disputar su propia vida en pleno océano para lograr lo que desean. El film trata de poner en alto valores decadentes como el coraje, la valentía, la perseverancia, el compañerismo y el honor que en muchas ocasiones pueden flanquear ante la soberbia, el despotismo, el orgullo, el sadismo y la crueldad. 


En medio de esa hecatombe y destierro algunos encontrarán el ansiado paraíso, otros por su parte deberán volver a la chocante y rutinaria realidad. ¿No es maravilloso luchar por lo que deseas y triunfar al final? ¿Quemar las naves como último recurso y tener la plena satisfacción que nadie te encontrará en tu Edén terrenal? Una vez más "Rebelión a bordo" tiene esa sangre aventura por sus venas, y cada escena, cada momento destila pasión, guerreo, y admirable entereza, y la recompensa por la lucha acaecida como buen marinero que surca los mares. Hay que disfrutarla y admirarla ya que sirvió de referencia para posteriores producciones. Reivindíquenla

Y en vísperas del fin de un nuevo año os deseo la mayor dicha y prosperidad y 365 días de éxitos en todo lo que se propongan.

El 2015 nos veremos más seguido por aquí.

Besos y abrazos!

1 comentario:

  1. Gran película... La mejor actuación de Gable.

    ResponderEliminar

Aqui tu apreciación.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...